miércoles, 1 de abril de 2015

Elementos de la programación de la educación física adaptada (2014)


Suárez Llorca (2003) nos aporta los elementos básicos más fundamentales para diseñar una programación de Educación Física Adaptada:


Objetivos generales:

  • Conseguir un equilibrio psicológico y motriz.
  • Adquirir un desarrollo físico de manera armónica.
  • Lograr una integración social plena.

Objetivos específicos:

  • Superar los factores negativos de la personalidad, de forma que comprenda y acepte su trastorno y las limitaciones que conlleva, a la vez que se fomenten sus posibilidades ayudándole a sentirse útil.
  • Desarrollar, controlar y aumentar la destreza en la motricidad de base, la organización espacial, etc.
  • Adquirir el dominio reflexivo de los movimientos corporales.
  • Lograr el grado máximo posible de una buena condición física, y mejora de la imagen corporal.
  • Estimular el deseo de mejoría continua en la habilidad y la destreza, valorando el ejercicio físico, y desarrollando el hábito para la práctica de alguna actividad físico-deportiva.
  • Fomentar el trabajo en equipo, respetándolas normas asumidas por el grupo, así como a los compañeros y adversarios en las actividades motrices grupales.

Contenidos:

El programa de actividad motriz en base al tipo de problemática, y a los objetivos formulados en el mismo, deberá comprender alguno de los siguientes contenidos:

  • Actividades de expresión corporal, de carácter lúdicos, que mejore el lenguaje del gesto o del cuerpo.
  • Juegos de sensibilización, para el desarrollo de los sentidos.
  • Ejercicios y/o juegos de: conocimiento corporal, lateralidad, conducta respiratoria, control segmentario, equilibrio corporal, coordinación dinámica general y manual, rapidez de movimientos, organización espacial y organización espacio-temporal.
  • Juegos predeportivos.
  • Actividades de ocio y tiempo libre.
  • Deportes: de base (individuales o de grupo), y/o de competición (normales o adaptados).

Métodos de enseñanza:

Los diferentes métodos de enseñanza se utilizarán en función de las características de los alumnos, los objetivos, y los contenidos planteados. De esta forma se puede establecer diferentes tipos de enseñanza y utilizar los distintos estilos de enseñanza; recíproca, por modelos, descubrimiento guiado, resolución de problemas, bombardeo de estímulos, asignación de tareas, mando directo, etc.

El método más utilizado en el ámbito de la Educación Física Especial es el mando directo, en el que el educador marca, dicta y dirige todo el proceso de ejecución del ejercicio, utilizando los refuerzos para fijar mejor la realización del mismo, siendo muy eficaz para los alumnos con deficiencias psíquicas (Penagos, 2013).

El deporte para las personas que presentan algún tipo de deficiencia, es un factor indispensable que les permite conseguir la readaptación física y psicológica, el dominio de su incapacidad y la integración social. Por ello la participación de estas personas en juegos y deportes adaptados, proporciona la oportunidad de ser físicamente aptos, ser más activos, aprender actividades de ocio y tiempo libre, y realizar experiencias positivas de índole social.

A continuación, presentamos algunos ejemplos de deportes que podríamos practicar dentro de esta modalidad de enseñanza:

Deporte
Características
Tenis de mesa adaptado
Consiste en pasar la pelota a través de un espacio abierto en la red (espacio correspondiente a la red del tenis de mesa normal), que se identifica por dos cintas entre las cuales debe pasar la pelota. Pierde el tanto el jugador que no es capaz de devolver la pelota. Puede utilizarse con niños con problemas de coordinación, reacciones deficientes, o con mala visión.
Bádminton
Juego que consiste en golpear al volante con una raqueta especial, antes de que éste contacte con el suelo. Un juego adaptado del anterior, es el que consiste en sustituir el volante habitual por un globo, y las raquetas por paletas de tenis de mesa. Los niños que presentan deficiencia visual, pueden practicar, esta versión de juego colocando una campanilla dentro del globo.
Billar de troneras
Se practica sobre una mesa rectangular que cuenta con seis agujeros colocados sobre las bandas; cuatro agujeros, uno en cada esquina y los otros dos en el centro de las dos bandas largas. El juego consiste en introducir quince bolas por alguno de los agujeros tras ser golpeadas por otra bola, que es la que lo jugador impulsa con su taco o palo. Se utiliza para personas que no pueden realizar actividades enérgicas.
Bowling
Se trata de lanzar una bola rodando por una pista en forma de pasillo, con el objeto de voltear el mayor número posible de los diez bolos. Este deporte puede ser practicado por todos los deficientes en general, incluso los visuales, utilizando una barandilla guía para realizar el lanzamiento.
Hockey Cosom
Juego parecido al hockey pero los palos son de plástico y poco peso, y tejos de goma o pelotas. Consiste en introducir la pelota, impulsándola con el palo, en la portería contraria, de forma que gana el equipo que anote más tantos en tres tiempos.
Putt-putt-golf
Es parecido al minigolf, de forma que se juega sobre una alfombra, y consiste en introducir una pequeña bola impulsada con un palo, a semejanza del golf, en un pequeño agujero de 9,4 cm de diámetro, y se realiza en diferentes circuitos cada uno con un hoyo. Es un juego de concentración en el que se requiere movimientos muy controlados por parte del jugador.
Jabalina de precisión
Deporte adaptado que se basa en le lanzamiento, sin previa carrera, de una jabalina, desde una distancia variable según el grado de incapacidad, sobre el blanco en el suelo formado por círculos concéntricos en los que se contiene la puntuación a otorgar. Inicialmente fue concebido para personas con paraplejia, pero en la actualidad se utiliza en diferentes discapacidades.
Arquería
Desde distancias cuidadosamente medidas, los arqueros disparan flechas en grupos de seis sobre un blanco. Es uno de los deportes más antiguos para las personas impedidas.
Tiro al blanco con ballesta
Es una actividad que puede sustituir a la arquería en las personas con problemas de debilidad o impedimentos en los miembros superiores. La ballesta es un arco corto y fuerte sujeto a una caja de fusil.
Tiro al blanco
Consiste en tirar con una escopeta de aire comprimido contra un blanco colocad a 4,5m de la línea de fuego. Gana aquel que obtenga mayor puntuación sobre cinco tiros.
Tiro al platillo
Deporte que consiste en acertar a un blanco volador con una escopeta de aire comprimido. No es un deporte enérgico, y ayuda al desarrollo de la imagen corporal.
Tiro con pistola
Actividad deportiva que consiste en realizar cinco disparos sobre un blanco colocado a una distancia de siete metros y medio. El objetivo es controlar el movimiento de los antebrazos, hombros, dedos y muñecas.
Biatlon de obstáculos
Deporte que consiste, por una parte en recorrer un circuito en el menor tiempo posible; y por otra, en disparar con una escopeta de aire comprimido sobre diversos blancos situados en tramos del recorrido. Es aconsejable para personas en silla de ruedas.
Esgrima
Está reconocido como un medio ideal para disminuir la tensión y para estimular las sensaciones de libertad y bienestar. Se utilizan esgrimas de menor peso que las normales.
Equitación
Actividad consistente en cabalgar a caballo, constituyendo una importante labor terapéutica, ya que se consigue un buen desarrollo de la fuerza muscular, así como de la imagen y percepción del cuerpo. Se requiere de la intervención de todo el cuerpo, poniendo en movimiento los músculos y las articulaciones, mejorando la coordinación y el equilibrio.
Paracanoaje
Se caracteriza por ser la actividad de navegación en canoa, siendo de fácil aprendizaje. Desarrolla principalmente la fuerza muscular y la resistencia.
Pesca con caña
Consiste en el arte del lanzamiento de precisión sobre un blanco de pesca. Es un deporte válido desde el punto de vista de la practica recreativa de aire libre, que puede ofrecer al impedido una forma de utilización del tiempo de ocio, caracterizándose por ser un deporte que no exige gasto energético elevado.
Esquí de tres huellas
Denominado así por practicarlo personas a las que les falta uno de los cuatro miembros.
(Suárez Llorca, 2003; Ríos y Martínez, 2004; Sosa, 2012)

Annicchiarico y Barreiro (2002) realizaron una propuesta de juegos (motores, sensoriales, de confianza, de desinhibición, cooperativos, competitivos...) para integrar a escolares con discapacidad motora. Existe un elevado número de juegos y deportes adecuados al alumnado que presenta algún tipo de discapacidad, pero ellos pretenden modificar otros juegos conocidos y adaptarlos para que puedan llevar a cabo con el resto de sus compañeros.

En la siguiente tabla mostraremos algunos ejemplos de juegos que pueden trabajarse con niños con discapacidad motora:

Tipo de juego
Ejemplos
Juegos de presentación
·      Decir su nombre y lo que le gusta.
·      Moverse por el espacio y saludar a los compañeros de diferentes maneras: estrechándose la mano, dándose un abrazo, chocando la mano, etc.
·      “Pelota presentadora”: Todos en círculo, y cada vez que alguien lanza la pelota dirá su nombre en voz alta.
·      “Pelota y nombre de un compañero”: Cada vez que se lanza la pelota dirá su nombre en voz alta.
·      “Parejas dispares”: Se mueven todos por el espacio y cuando el profesor indique que se agrupen en parejas, tratando de encontrar un número determinado de diferencias entre ellos que comunicarán al grupo.
Agrupamientos
·      “Racimos de uvas”: Se desplazan libremente y deben formar grupos de tantas personas como se indique: grupos de 3, de 5, de 6...
·      Se mueven por el espacio y cuando el docente avise se colocan siguiendo una indicación. Por ejemplo: agrupamiento según el color de la camiseta, según el color del pelo, de los ojos, según la estatura, según el sexo, etc.
·      “Familias de animales”: Cada alumno emitirá el sonido de un animal y tendrá que encontrar otros alumnos que emitan el mismo sonido.
Juegos de paracaídas
·      “El torbellino”: Agitar el paracaídas entre todos, haciendo “olas”.
·      “La presentación”: Al inflarlo, uno va al centro y dice su nombre. También puede ser algo que rime con el nombre, dice su nombre y el del compañero anterior, etc.
·      “El globo o paraguas”: Lo más básico, subirlo o hincharlo, y después bajarlo, todos a la vez.
·      “La ola”: Aguantando el paracaídas a la altura de la cadera, intentar coordinarse y hacer la ola levantando y bajando el paracaídas.
·      “El cangrejo”: Todos sujetan el paracaídas a la altura de la cintura. Uno se mete debajo y se mueve por debajo del paracaídas, tocando a quien quiera en las piernas; éste grita “cangrejo” y también se mete debajo. Así, sucesivamente, hasta que todos son cangrejos y mueven el paracaídas conjuntamente.
Tabla 28: Ejemplos de juegos en los que pueden participar personas con discapacidad motora, con algunas modificaciones (Annicchiarico y Barreiro, 2002)

En clase de Educación Física, podríamos realizar todos juntos ejercicios aeróbicos, de fuerza y de flexibilidad, de forma que no solamente sirvieran para ejercitar al alumnado con discapacidad motora y mejorar sus capacidades, sino también a todo el alumnado. Sería una programación de actividades inclusiva, inspirándonos en las propuestas de ejercicios de Aguirre (2013). Algunos ejemplos de ejercicios son:

Tipo de ejercicio
Ejemplos
Aeróbico
  • Caminar.
  • Montar en bicicleta.
  • Nadar y otros ejercicios en el agua.
De fuerza
  • Cintas elásticas.
  • Máquinas isocinéticas.
  • Máquinas adaptadas.
Flexibilidad
  • Estiramientos, trabajando cada grupo muscular.
Tabla 29: Ejercicios y ejemplos para trabajar con alumnos con y sin discapacidad motora (Aguirre, 2013)

Vamos a analizar con detenimiento, a modo de ejemplo, uno de los deportes antes señalados: el Bádminton adaptado. Ríos y Martínez (2004) nos presentan cómo podemos adaptar el deporte del bádminton a las personas con discapacidad motora. Destacan los siguientes tipos:

·      Bádminton sentados.
·      Bádminton en sillas de ruedas, específicos para aquellos discapacitados de la función del tronco y también para los que no presenten dicha discapacidad.
·      Bádminton de pie, tanto para aquellos que tienen discapacidad en la parte superior del cuerpo como los que la tienen en la parte inferior.

La actividad debe realizarse en una instalación que resulte accesible a la persona con discapacidad y, de forma muy especial, cuando hablamos de deportistas en sillas de ruedas. En el caso de deportistas sentados, será necesario la ubicación en un pavimento liso, uniforme y no abrasivo para evitar el riesgo físico del alumnado. El tapiz puede ser una buena superficie de juego.

Vamos ahora a analizar las modificaciones que sufre el reglamento del bádminton para adaptarse a las necesidades de las personas con discapacidad motora:

Contenido
Modificaciones
Reglamentación
·      Instalación y terreno de juego.
·      Modalidades de competición según características básicas de los jugadores.
·      Reglamento y normas básicas de juego.
Formación técnico-táctica
·      Presa de raqueta y juego de muñeca.
·      Posiciones de juego.
·      Colocación en campo y desplazamientos.
·      El servicio.
·      Forma de ejecución de los golpeos básicos.
·      Táctica según la modalidad de juego.
Didáctica
·      Objetivos (nivel físico, psicológico, intelectual y social).
·      Metodología (adaptaciones del terreno y materiales, distribución de los grupos, sistemas de entrenamiento...).
·      Evaluación de resultados.
Tabla 30: Principales modificaciones en la práctica del bádminton adaptado (Ríos y Martínez, 2004).

¿Qué ventajas podemos obtener si tenemos a alumnos con discapacidad motora, dentro de un grupo-clase determinado?

·      El alumno con discapacidad motora mejorará su autoestima si consigue una mejora motriz, por mínima que sea, puesto que servirá para potenciar su autonomía, sus acciones cotidianas y su calidad de vida.
·      El alumnado desarrollará la creatividad a la hora de pensar ideas para conseguir que sus compañeros con discapacidad motora participen en las actividades físicas que realicemos.
·      El alumnado desarrollará la empatía al entender las dificultades y el esfuerzo que necesitan estas personas para poder realizar actividades físicas, y si en clase creamos actividades donde todos participemos en igualdad de condiciones (por ejemplo, todos en sillas de ruedas o con limitaciones para movernos), aprenderán a entender qué posibilidades tienen estas personas si se le aportan las ayudas necesarias para poder tener una vida normalizada.
·      El profesorado debe formarse, actualizar sus conocimientos a partir de la revisión bibliográfica u otras actividades formativas. Adaptar y crear actividades para este tipo de alumnado conlleva un esfuerzo, pero sin duda alguna resultará gratificante. El autoestima del profesorado aumentará a la vez que su profesionalidad.

Finalmente, Penagos (2013) propone para la inclusión del alumnado con discapacidad la elaboración de una programación por ciclos:

  • Inicial: como una fase experiencial y exploratoria, con el entorno, compañeros y profesor, mediado por la comunicación.
  • Medio: trabajo de contenidos iniciando al alumno en la cualidad motriz con la experimentación de varias experiencias, en donde el alumno analice y encuentre solución a cada situación.
  • Superior: trabajando contenidos iniciando y desarrollando la técnica hasta donde sea posible. Sin descuidar la base de las fases anteriores.

Penagos (2013) establece una serie de recomendaciones para los docentes de Educación Física a la hora de trabajar con alumnado con discapacidad:

  • Reconocer a los alumnos con necesidades educativas especiales fisiológica, anatómica, psicológica y afectivamente.
  • Crear un ambiente de aceptación y solidaridad entre los compañeros de clase.
  • Por legalidad y seguridad, si tiene alguna dificultad de tipo médica solicitarles la incapacidad médica, la justificación y la autorización por parte de los acudientes para las prácticas de la actividad física.
  • Apreciarlos y tratarlos de tal manera que se sientan importantes dentro de la clase.
  • Evitar actitudes de sobreestimación.
  • Traerle pequeñas tareas, pequeñas cosa para hacer que sean a su medida.
  • Identificar y respetar los ritmos y estilos de aprendizaje.
  • Estudiar y apoyarnos en los profesionales.

miércoles, 25 de marzo de 2015

Salidas profesionales de Psicopedagogía (Orientadores educativos)

He conocido a muchos jóvenes que, cuando estudiaron Psicopedagogía, estaban muy confusos acerca de las salidas profesionales que iban a tener. Algunos solamente la cursaron para completar su formación de cara a su futuro docente o simplemente para tener más posibilidades de conseguir una plaza en las Oposiciones. Y que si había una salida, la única era presentarse a las oposiciones de Orientación educativa. Pues va a ser que no.

Con esta entrada, voy a realizar un análisis de las diferentes salidas educativas de Psicopedagogía. Eso sí, como Psicopedagogía (o quien realice el Máster de Orientación educativa) es una carrera que te aporta una visión general a igual que Pedagogía y Psicología, se recomienda a todos los profesionales que se especialicen, realizando un Máster, Cursos de Formación profesional para el empleo, cursos de Experto, etc. 
  1. Orientador escolar en centros educativos de enseñanza reglada: Es la más conocida, la de trabajar como orientador en centros educativos o en equipos de orientación educativa y psicopedagógica (EOEP). Si antes de 2009 no tenías 180 créditos aprobados de la carrera (sea Maestro, Psicopedagogía o Pedagogía), debes realizar el Máster de Formación del profesorado, especialidad Orientación educativa. Los graduados o licenciados en Psicología deben cursarla. Luego, pueden trabajar en centros privados y concertados, incluyendo de Educación Especial, o presentarse a las oposiciones de Orientación educativa para trabajar en institutos de enseñanza secundaria (IES), en centros de educación permanente o de educación para personas adultas (CEPER o CEPA, según la comunidad) o en los EOEP antes mencionados, y en unos años puedes trabajar como asesor en centros regionales de innovación y formación (CRIF) o centros del profesorado (CEP) cuando salgan plazas. Eso sí, en los últimos cinco años se han ofertado pocas plazas. También debes pensar si estás capacitado para ejercer en esta actividad. No solamente sirve tener el título, sino también tener la suficiente capacitación psicológica para conectar con el alumnado, las familias y el profesorado, tener la suficiente personalidad para iniciar proyectos en las aulas, tener suficientes conocimientos de educación especial para realizar la evaluación psicopedagógica, etc. Lamentablemente las prácticas de los antiguos licenciados han sido escasas, y muchos no la desarrollaron en centros educativos. 
  2. Orientador en los Servicios de Atención Psicológica de las universidades. ¿Qué estudiante no necesita orientación durante una etapa de su vida universitaria? ¿U información sobre cursos y prácticas? ¿O necesita mejorar sus técnicas de estudio, o aprender a controlar la ansiedad ante los exámenes? Esta y otras actividades las puedes realizar en los Servicios de atención psicológica (SAP) de las Universidades.
  3. Gabinetes psicopedagógicos: Deberás informarte primero de la especialidad de los gabinetes en los que te encuentres interesado trabajar, por si necesitas especializarte en ello, o por si te interesa convertirte en socio cooperativista. También existe la posibilidad de crear tu propio gabinete psicopedagógico, como hice yo, o unirte a una Franquicia como ISEP. Especialízate en alguna rama, y estudia cursos de formación para crear tu propia empresa. Es una medida a largo plazo, tanto la constitución de la empresa como la de conseguir fidelizar clientes. Ten mucha paciencia. ¿Cómo puedes orientar tu gabinete? Atención a las dificultades específicas de aprendizaje, logopedia, altas capacidades intelectuales, orientación profesional, atención a personas con trastornos generalizados del desarrollo (TGD), apoyo escolar, desarrollo de técnicas de estudio y trabajo intelectual, mediación familiar, orientación familiar, etc.
  4. Psicopedagogo en Escuelas Infantiles o Guarderías: Hay escuelas infantiles privadas que ofrecen servicios de atención temprana a sus clientes, y aquí podrías tener un papel relevante en estas escuelas.
  5. Formador en cursos de Formación profesional para el empleo: Existe una rama de certificados de profesionalidad denominada "Servicios socioculturales y a la comunidad". No es necesario cursar previamente el certificado de profesionalidad o curso que te permita ejercer de formador si eres psicopedagogo. Entre los certificados que podrías impartir, se encuentra el de "Docencia de la Formación profesional para el empleo". Si no entero, al menos alguno de los módulos. El inconveniente es que cada vez exigen más experiencia laboral previa para poder ser formador. Luego ya si te especializas en otros ámbitos, puedes aspirar a ser formador. Puedes ser contratado por centros o entidades colaboradores del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), el antiguo Instituto Nacional de Empleo (INEM), para impartir actividades formativas, entre otras actividades.
  6. Empresas de animación sociocultural. Actividades para el ocio y tiempo libre. Puedes organizar talleres educativos que permitan desarrollar diferentes habilidades en un ambiente menos formal y en grupos multiedad. Dependerá de las habilidades y conocimientos que poseas. Si eres psicopedagogo y sabes mucho de deportes o de juegos, puede ser una salida interesante. También si eres aficionado al teatro o al cómic puedes aportar algo. Puedes incluso emprender y crear tus propios proyectos, y pedir permiso a asociaciones de vecinos para que te dejen sus instalaciones a cambio de rebajas interesantes para sus asociados.
  7. Geriátricos o centros de día, para personas de la tercera edad. Puedes ayudar realizando juegos y actividades educativas con personas mayores. También si tienes alguna otra especialidad como la logopedia puedes realizar actividades para aquellas personas mayores que lo necesiten. Tenemos siempre necesidades hasta el final de nuestra vida, y hay personas con diferentes discapacidades que pueden requerir la ayuda de un psicopedagogo.
  8. Asociaciones y fundaciones. Es posible que en muchas de ellas solamente puedas trabajar de voluntario, pero al menos te permite enriquecerte profesionalmente y ganar una experiencia más. Hay asociaciones de superdotados, personas con discapacidad física, personas con discapacidad cognitiva, etc., que pueden agradecer tus servicios organizando actividades de apoyo, talleres educativos o asesorándoles sobre intervención psicopedagógica.
  9. Centros penitenciarios y centros de acogida a menores. Residencias escolares: Habitualmente también sería necesario opositar. En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, se ofertan plazas de carácter voluntario para los funcionarios de carrera e interinos. Tienes que saber si psicológicamente estás capacitado para enfrentarte a esta tarea de enorme responsabilidad. Puede ser una experiencia enriquecedora, pero tienes también que tener mucha actitud.
  10. Atención a las drogodependencias: Para esto necesitarías especializarte en intervención psicológica en contextos de riesgo o dirigidas a la salud. Se trataría de profundizar en técnicas de intervención más especializadas para trabajar estos casos. Con ser pedagogo o psicopedagogo no creo que sea suficiente para poder trabajar en esto.
  11. Educación para la Salud. Educación Sexual: Puedes colaborar con la Cruz Roja u otras asociaciones de salud realizando actividades de educación para la salud y educación sexual para centros educativos. Es posible que muchas de ellas sean de voluntario o cobrando muy poco. Pero no está mal conocer este tipo de salidas.
  12. Orientador laboral. Puedes especializarte en esta rama y trabajar en unidades de orientación laboral para personas desempleadas, jóvenes, inmigrantes, discapacitadas, etc. Para trabajar en la Administración local, es recomendable estar dado de alta en las oficinas de empleo como orientador. Necesitarás realizar un curso específico para ello, homologado.
  13. Personal docente e investigador de las universidades: Siempre puedes dedicarte a construir el conocimiento científico y teórico de la educación, y ocuparte de su difusión y divulgación. También resulta interesante formar a otros profesionales, aunque entiendo que a veces te dé apuro si consideras que tienes poca experiencia profesional en la práctica y que no les vas a aportar demasiado a tu alumnado. ¡Cuántas veces hemos escuchado a estudiantes quejarse de que en la universidad solamente estudian teorías y no analizan la práctica! Podrías cursar un Máster universitario con perfil investigador y luego hacer la tesis doctoral, o unirte a un Programa de Doctorado. La primera opción creo que es la más práctica. Piensa cuál es tu rama preferida de la psicopedagogía y céntrate en investigar algo sobre ello. Mientras haces la tesis, deberás participar en proyectos educativos, publicar artículos sobre tus investigaciones y otros méritos. Entrar en la universidad como docente es difícil, aunque también puedes crear una empresa de base humanística (una "spin-off") y realizar tareas de investigación para la universidad. Mientras haces la tesis, te unes a un grupo de investigación. También puedes ser contratado para participar en proyectos de investigación, aunque eso más a medio plazo o cuando te hayas doctorado. También se abren a veces bolsas de interinos donde puedes presentarte y enviarles los méritos que poseas, o convertirte en Tutor de la UNED si sale una plaza para tu especialidad.
  14. Departamentos de Recursos Humanos: Es quizás la salida más desconocida porque no se ha tratado nunca en las facultades, al menos en Psicopedagogía. Puedes colaborar en la planificación estratégica de la empresa, diseñar planes de carrera y formación para los trabajadores, ayudar en la selección de trabajadores de la empresa, evaluar el desempeño de la empresa, asesorar en prevención de riesgos laborales, ayudar a diseñar una cultura organizativa (valores y normas). Requerirás estudiar un Máster en Dirección de Recursos Humanos o similares.
  15. Tutor de cursos de formación online: Puedes crearlos tú, y ofrecérselos a diferentes entidades que los puedan ofertar, o tú mismo crearlos en plataformas como redAlumnos y buscar alumnos y alumnas que puedan estar interesados. También existen empresas o universidades que necesitan a tutores de teleformación para asesorar a todo su alumnado. No esperes demasiados ingresos, si acaso como una actividad complementaria.
  16. Oposiciones de Pedagogía Terapéutica: Teóricamente los psicopedagogos ahora están habilitados para poder ejercer de maestros de Pedagogía Terapéutica (PT), debido a que durante la carrera tuvieron asignaturas de atención a la diversidad. Pero claro, una cosa es la teoría y otra la realidad. Se nos ha preparado para ser orientador, no para ser maestros de PT. Si eres alguien que estudió previamente PT, perfecto, pero si no, recomendaría profundizar en la práctica. Estudia más sobre atención a las necesidades específicas de apoyo educativo (NEAE), y aprende a crear estrategias de intervención prácticas. Es decir, no saber solamente qué debes hacer, sino cómo puedes preparar las actividades. Porque puedes saber que tienes que trabajar la atención pero, ¿cómo la trabajas? ¿o cómo realizas una programación didáctica para alumnos con discapacidad visual? ¿y cómo organizas un aula de educación especial? No sé si la mención en Educación Especial que se oferta en las universidades para obtener el grado es suficiente.
  17. Consultoría educacional: Puedes asesorar a centros educativos que deseen realizar una evaluación de la gestión de la calidad de sus instituciones educativas. Puedes trabajar en una consultora, o crear una sociedad limitada y convertirte en consultora socia de aquellos que forman y asesoran para que los centros educativos realizan una evaluación que les lleve a obtener certificados oficiales como el EFQM, el del Modelo europeo para la gestión de la calidad. También puedes asesorar en otros temas como la gestión medioambiental del centro educativo, conseguir que los principios de la educación inclusiva se lleven a cabo, crear actividades formativas para empresas y fundaciones, etc. Para lo del EFQM, requerirías realizar un par de cursos de formación presenciales u online que suelen ser carillos, pero si te metes en una consultora o decides crear una junto a otros orientadores (los estatutos prohíben que profesionales autónomos puedan expedir certificaciones), pues podrá valer la pena.
  18. Elaboración de materiales didácticos y curriculares para editoriales. Puedes tú crearlos y enviarlos a una editorial para que estudien su publicación, o crear materiales y enseñárselos a las editoriales junto a tu CV para "venderte" mejor. También existe la posibilidad de diseñar software educativo, pero ya requeriría tener unos conocimientos de programación informática y de videojuegos (en su caso) avanzada en el supuesto de que desees crear videojuegos más chulos. Luego están otros lenguajes de programación de autor, pero pueden ser más difíciles de vender porque en la red hay muchos que pueden bajarse, salvo que sean programas más elaborados y sofisticados. Si eres más ambicioso, puedes participar en revistas educativas (puedes redactar artículos divulgativos en blogs personales y "venderte"), o incluso un programa de radio. Ya esto último es demasiado ambicioso, tal vez...
  19. Equipos educativos de museos y empresas culturales. Puedes participar en gestionar proyectos para promover las posibilidades educativas y culturales que ofrece el patrimonio. Admito que no estoy demasiado puesto en este ámbito.
  20. Becas de formación e investigación en el Ministerio de Educación: Instituto nacional de evaluación educativa, Instituto Nacional de Tecnologías educativas y de formación del profesorado, Centro Nacional de Innovación e Investigación educativa...
  21. Otros: Ludotecas, granjas-escuelas, bibliotecas, escuelas de padres, centros de recursos...
Como podéis comprobar, existen muchas salidas. En muchas de ellas, necesitaréis especializaros, sea estudiante un curso de experto o un Máster, o en su caso presentaros a unas oposiciones. Pero eso sí, viendo la escasa oferta de plazas de los últimos años, nos da a entender de que, entre los recortes en la enseñanza pública y que la edad media de los orientadores no es muy cercana a la jubilación, resulta difícil conseguir una plaza, y a veces esperar a que nos llamen de una lista de interinos puede acabar con nuestra paciencia.

Personalmente, lo mejor es que analicéis qué os gustaría hacer, qué más os haría ilusión, y especializaros sin parar en ello e ir a por todas, emprendiendo si hace falta. Optar por la "multi-especialización" no creo que sea un camino, la conocida "titulitis". Recordar que cuando hacéis un curso de estos, obtenéis una visión general, pero luego por vuestra cuenta debéis seguir profundizando más. Tener muchos conocimientos superficiales o poco profundos o demasiado teóricos y pocos conocimientos de la práctica, aunque sea de muchas áreas, no siempre resulta muy atractivo. La experiencia laboral siempre se valora mucho, y a veces podríais dedicar tiempo a crear vuestros proyectos y materiales y mostrarlos a las empresas e instituciones cuando os citen para una entrevista de trabajo. Trabajar gratis al principio, o de voluntario, pero luego recogeréis los frutos gracias a la experiencia adquirida.

Es posible que haya más salidas, ya que la sociedad evoluciona y a veces surgen nuevas necesidades. ¿Las conocéis? Si es así, pasadmelas.