miércoles, 28 de diciembre de 2016

Qué se ha logrado en 2016 y qué se intentará en 2017

Ya estamos terminando el año 2016, y toca hacer balance de todo lo que hemos logrado en este año, así como analizar los errores cometidos y lo que deberíamos mejorar. Hace un año, publiqué una entrada denominada "Qué se ha logrado en 2015 y qué se intentará conseguir en 2016", donde analicé los logros obtenidos en 2015 y me propuse una serie de objetivos para este año 2016. Hoy decido retomar esta entrada, para repasar los propósitos que en su día planteé, y ver qué he logrado, en qué ando todavía trabajando, y qué no he podido lograr:
  1. Me propuse "Seguir formándome para mejorar mis servicios del Gabinete y ampliarlos, para atender nuevas necesidades que vayan surgiendo". Y esto sí lo he logrado. He ido ampliando mis servicios de mi gabinete en estos últimos 12 meses, coincidiendo con los nuevos casos a los que he tenido que enfrentarme: Intervención ante los problemas de conducta (incluyendo mutismo selectivo), nuevas materias para impartir apoyo escolar (antes solamente daba en Primaria y he trabajado ya con alumnado de ESO y Bachillerato en este año), perfeccionar la intervención basada en la enseñanza de técnicas de estudio (a todos los niveles), he mejorado el asesoramiento para la preparación de oposiciones de Primaria y así como el diseño de las programaciones didácticas a otros niveles de Secundaria y Formación profesional...Esto lo que he logrado, además de haber iniciado ya (me hallo en la mitad del camino) el estudio y preparación de un servicio dirigido a diseñar programas de estimulación cognitiva para educación infantil (atención temprana), discapacitados y personas con deterioro cognitivo. Este último llegué a especificarlo el año pasado: "Algo en lo que me gustaría formarme es en estimulación cognitiva para personas que sufren de Alzheimer, algo que veo que está siendo demandado", pero me he quedado algo atrasado, entre una cosa y otra. Lo bueno es que en este último mes he podido adelantar bastante, y lo más difícil es siempre empezar. Es cierto que ofrezco ya algo en mi web, desde el comienzo del proyecto, pero quiero enriquecerlo aún más. Y con respecto a este punto: "También debo seguir trabajando el Marketing, porque aquí quien se confía, pierde, y mucho", pues bueno, he conseguido aumentar el número de interesados que preguntan por mis servicios de manera progresiva, creo que esto responde a esta cuestión.
  2. Me propuse "Seguir con todas las fases del proyecto de investigación dentro del Doctorado, revisando todo lo necesario". He avanzado mucho en mi Tesis Doctoral: Revisión bibliográfica constante, elaboración y validación de los instrumentos de la primera fase por parte de expertos, recogida de datos, redacción de los resultados del estudio de la primera fase y escritura de informes dirigidos a los centros educativos (estoy ahora en ello), difusión de los avances de mi investigación en reuniones científicos (congresos y jornadas), realización de la actividad de movilidad en la Universidad de Cádiz (el regreso a mi casa de siempre, aunque sea en calidad de "cedido"), etc. He aprendido mucho, y he profundizado más sobre educación inclusiva y metodología de investigación, pero aún me queda mucho por hacer y aprender.
  3. Esto sí que no lo he conseguido, y mira que lo he intentado: "Escribir mi primer libro". En los ratos libres, sobre todo cuando viajaba en el autobús y en el móvil, escribía lluvias de ideas para posibles libros y cuentos, pero el problema es que cuesta mucho pensar en ideas originales, o buscar ideas cuyo desarrollo de la trama sea interesante. Pienso ideas y a lo mejor me digo cosas como "Espera, si esto es muy parecida a la historia del videojuego "Undertale" (un gran videojuego, por cierto), o "Esto parece el argumento inicial de la serie de Doctor Mateo" (serie que empezó muy bien pero luego se volvió cansina). He abordado tantas tareas que no he dado abasto, y soy de los que quiere hacer bien las cosas. Prefiero escribir un libro bien trabajado, del que me sienta orgulloso, en lugar de un churro del cual me daría vergüenza hasta que de un miembro de mi familia lo leyera. De nada me serviría poner excusas, estaría engañándome a mí mismo. Quise intentarlo haciendo un esfuerzo, pero fue ver el siguiente vídeo del youtuber Jpelirrojo y convencerme de lo que acabo de explicar.
  4. He intentado abarcar nuevos proyectos, como dije: "Escuchar nuevas propuestas para nuevos proyectos, pero siempre y cuando sea factible compaginarlo con los actuales proyectos". He impartido charlas, he diseñado nuevos programas de formación dirigidos a trabajadores de centros de formación, he avanzado en los proyectos que ya comencé en 2015, he asesorado a personas que me pedían ayuda para proyectos que eran nuevos para mí...Con todo lo que he tenido que formarme para realizar estas tareas. De los retos siempre se aprende mucho y te ayuda a evolucionar como profesional, en lugar de quedarte estancado e incluso "obsoleto".
En cuanto a los resultados, pues he alternado éxitos con "no éxitos" (no se les puede llamar fracasos, siempre se saca algo positivo de todo), ya que esta es una profesión muy difícil, y como he dicho, aún tengo mucho que aprender. Es cierto que a veces influyen factores del contexto muy difíciles de controlar (la participación de las familias, actitud del profesorado, asuntos económicos, etc.), pero siempre hay que reflexionar y ver qué se puede hacer para cambiar y mejorar los resultados. Lamentablemente he llegado a cometer algún "fail", al estilo de los que comete el youtuber Folagor03 en los videojuegos que sube a su canal (sí, es cierto que en mis ratos libres, mientras como, veo a youtubers, creo que se ha hecho evidente, y alguno de los vídeos de éste me han llegado a servir para mis intervenciones incluso), pero siempre intento aprender de todos ellos y evitar volver a cometerlos. Posiblemente haya sido en el Doctorado donde más los he llegado a cometer, pero el proceso de investigar es bastante complejo de por sí.

Dicho esto, ¿qué nos proponemos para el año 2017?
  1. En relación con mi trabajo, seguir trabajando en mis actuales proyectos durante todo el año sin interrupción (trabajo también durante todo el verano y en navidades incluso). Seguir ofreciendo el mejor servicio posible a mis actuales clientes y a los que vengan en el futuro, formándome a diario, pidiendo consejos a expertos, mantener la constancia diaria de trabajo...y pensando en nuevos servicios a ofrecer. Además de terminar los programas de estimulación cognitiva, me gustaría profundizar más en educación emocional (ya ofrecido desde algunos servicios por ser algo fundamental para la intervención de éstos) y en contenidos de psicología relacionados con las relaciones sociales (iniciado, pero quiero profundizar más) y afectivas, para entender mejor a mis jóvenes. En este último trimestre no he podido dedicarle el tiempo que me hubiera gustado a la formación para mi trabajo porque el Doctorado me ha absorbido bastante. Admito que estoy algo bloqueado en relación a posibles temas que debería aprender de cara a mi profesión. Supongo que sobre la marcha, a medida que surjan nuevos casos y proyectos, pues se me ocurrirán nuevas ideas. ¿Alguna sugerencia de los lectores? Dejadlas en los comentarios.
  2. Seguir avanzando en mi Tesis Doctoral: Terminar las actividades formativas pendientes, asistir a nuevas reuniones científicas, terminar de analizar los resultados de la primera fase y elaborar los informes, preparar y planificar la segunda fase de mi estudio y llevarla a cabo, escribir artículos junto a mi director relacionados con los avances de mi estudio, comenzar a escribir los capítulos del marco teórico...Muchas tareas aún por hacer.
  3. Aunque tengo proyectos que están aún en proceso, me gustaría comenzar algún nuevo proyecto de Consultoría educativa, intentando buscarlo u ofrecer mis servicios. En este último trimestre este servicio lo he tenido algo paralizado (salvo excepciones) porque el Doctorado me ha absorbido bastante.
  4. ¿Escribiré mi libro antes de 2017? Quiero hacerlo, pero a ver si saco tiempo para ello.
  5. Intentar seguir aprendiendo de los errores y siendo un profesional más responsable y maduro, a la vez que tener más agallas a la hora de tomar decisiones y proponer nuevas actividades para mis alumnos y alumnas.
Sin más, posiblemente muchas cosas se podrían haber hecho mejor, y hay cosas que algunos podrían valorarlo como "fracaso", pero depende de cada uno y de sus objetivos. Lo importante es lo que aprendas y lo que te permita desarrollarte como profesional, en este caso como psicopedagogo.

Aprovecho para desearles unas felices fiestas y un próspero año 2017, lleno de proyectos, éxitos, salud, educación y trabajo.